Jorge Herralde en ‘Imprescindibles’

Hace poco más de un año acudí a tres jornadas sobre el mundo editorial en un marco incomparable: la Biblioteca Nacional de España. El ciclo El oficio de editar. 50 años después, con motivo de la exposición que estaba celebrando la sede en ese momento Los papeles del cambio. Revolución, edición literaria y democracia 1968-1988 ─comisariada por Jordi Gracia─, nos brindó la oportunidad a todos los asistentes de escuchar a tres figuras sin las que sería posible explicar el mundo del libro en España desde finales de los años 60 a nuestros días: Jorge Herralde, fundador de Anagrama; Beatriz de Moura, fundadora de Tusquets y Chus Visor, al que le debemos la poesía de Visor. El propio Jordi Gracia fue el encargado de charlar con el primero, Juan Cruz y Antonio Lucas con Beatriz de Moura y Chus Visor, respectivamente.

DzZPBFOXgAY1mnd (1328×747)

Un servidor, emocionado, charlando con Jorge Herralde en la Biblioteca Nacional de España

Hoy toca hablar de la primera sesión, la que corresponde a la historia de Jorge Herralde y la editorial Anagrama. Fue un día antes de mi cumpleaños, un día de San Valentín, y se podría decir que recibí el regalo por adelantado. A pesar de no ser una persona tímida, sí sentía un respeto mayúsculo y necesité el impulso de una buena amiga que me acompañó ese día para acercarme a charlar un par de minutos con él. Le pedí que me firmara el libro que estaba leyendo en ese momento, Plataforma, de Michel Houellebecq, del que, por supuesto, comentó algo; aunque no recuerdo el qué. ¿Qué iba a recordar yo? Si estaba como un flan. Sin embargo, puedo recordar una simpática anécdota a la hora de escribir la dedicatoria: «la reiteración es deliberada[1]».

DzZPBhqWwAIipC0 (1349×754)

La elección de Jordi Gracia fue muy acertada. Todo un conocedor de Anagrama que, a pesar de, seguramente, haber hablado de Anagrama con Herralde cientos de veces, repasó de manera formidable la historia de la editorial; con esa pasión que él transmite. Gracia, junto a otros grandes conocedores de Anagrama, fueron los protagonistas del último Imprescindibles. En un programa de casi una hora de duración, se repasa la vida de la editorial, que el año pasado cumplió 50 años, y que, sin duda, explica muchos de los hábitos de lectura e incluso corrientes de escritura de la España contemporánea. Aquellos que lo conocen y le han acompañado en su vida o en distintas etapas, cuentan quién es Jorge Herralde, cómo creó Anagrama, superó los momentos de crisis o distintos aspectos curiosos de su persona. Y, por supuesto, aquellas cualidades que le han hecho ser quien es: quizá el gran editor del mundo editorial español.

5525152 (1600×900)

Fotograma del programa. FOTO: RTVE.

Como es lógico, el programa al que primero pregunta por su propia vida y la historia de la editorial es a Herralde. Y, evidentemente, también se ofrece un protagonismo preferente a su mujer, Lali Gubern, a la que conoció en 1968 y que ha estado trabajando en la empresa desde 1987. De este modo, las motivaciones que llevaron al editor a fundar Anagrama y qué libros componían en su inicio el catálogo; cuándo llega la literatura con la que asociamos a la editorial; su proyección en América Latina, la larga vida de muchos de sus libros publicados o las fugas de autores más sonadas. Es curioso, sin embargo, cómo no se da espacio a la situación actual de Anagrama, que forma parte desde 2010 del Grupo Feltrinelli y cuenta con Silvia Sesé, quien relevó a Herralde en la dirección de la editorial en 2017.

Y, como se ha dicho previamente, en Imprescindibles intervienen una buena lista de nombres, personas que le conocen o que han publicado con Anagrama y dan testimonio de distintas vivencias o visiones en relación con el editor y Anagrama. Precisamente, cierro el rollo con dos citas sobre Jorge Herralde que me gustaron especialmente; de Álvaro Enrigue y Milena Busquets, respectivamente:

«[…] un pensamiento monolítico: desayunar editorial, comer editorial y cenar editorial. Y estar todo el día pensando en eso».

«Lo importante para un editor es ser el primero en publicar a alguien. […] Sí, Jorge Herralde ha perdido muchos autores, y es muy normal, y no se tienen que enfadar ni Jorge ni los autores; porque lo importante es que los descubrió Jorge. Los editores que nunca han perdido a ningún autor son malos editores. […] creo que un signo de ser un gran editor es más los autores que has perdido que los que has ganado, porque esos, si los ganas con el billetero, no tiene interés».

Estará disponible hasta el 16 de marzo y recomiendo encarecidamente que no se lo pierdan. Lo pueden ver aquí.

[1] El «gran» de la dedicatoria. Ver foto de abajo.